domingo, 8 de abril de 2012

Primeras reflexiones (El Bien, La Voluntad, y EL Sentido Común)

Principio de polaridad:  "Todo es doble; todo tiene dos polos;  todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagonicos son lo mismo; los opuestos son identicos por naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semi verdades; todas las paradojas pueden reconciliarse"
                                                                                      EL KYBALION


Bien y mal. 
Bi polaridad universal; negativo y positivo como simbiosis infinita. Luz y oscuridad. Dos caras de una sola moneda. Ambas conviven simultáneamente en cada fragmento espacio temporal que nos sucede o nos rodea.  Ying Yang, grafico de la armonía universal: blanco y negro conviviendo en un solo plano, y, a su vez, ambos contenedores de una parte o porción del otro estado; como si se tratase de una puerta o una via de escape, donde uno pudiera ingresar para transformar ese color en el opuesto. 




Visiblemente creo que es ahí donde esa entidad que TODO lo abarca (percepción de Dios para los religiosos) nos da la pauta que se puede elegir, siempre, una de esas caras, ya que ambas se hallan ahí mismo en ese preciso instante. Elección. 
A veces, para elegir, no habrá que hacer más que disfrutar, sin involucración alguna, de que ese hecho o lugar nos resulte de la polaridad deseada, agradable, positiva. A veces, deberemos involucrarnos en mayor o menor medida para lograr cambiar la polaridad del suceso o entorno hacia la polaridad deseada.

Esta pauta se podría traducir o reducir a la expresión siguiente: disfrutar de un estado de plenitud y felicidad tanto fisica, mental y espiritualmente (encontrar la polaridad requerida sobre cualquier acontecimiento personal que abarque el tiempo o el espacio) es una cuestión de Voluntad. O sea, alcanzar la felicidad (estado intelecto/físico/espiritual positivo) es una opción; ayer, hoy y siempre.

Pero antes de alimentar la voluntad, para que ella sea de polaridad positiva, deberemos apagar el monstruo llamado Ego. La voluntad nunca puede estar guiada por un jefe egoísta, ya que la voluntad estaría sometida a caprichos individuales. Nunca olvidar que todos formamos el TODO. (como cada organo del cuerpo forma un organizmo, y cada organizmo una especie, y cada especie una comunidad, etc)



Es ahí donde aparece el famoso y mal usado término: "El Sentido Común". 

Desglosemos esa frase palabra a palabra:
“El” es el artículo que nos lo presenta como una entidad, no creo que no deba requerir mucho tiempo analizar precisamente esta palabra.
La palabra “Sentido” habla de un estado emocional, de una sensación, de una percepción. Yo creo que una emoción siempre está conectada a lo primordial, a lo primitivo. Es lo primero que surge. La razón siempre viene posterior a la emoción (a mí me gusta decir: siento, pienso y luego existo). 
La última palabra que se nos presenta es “común”. Fácilmente podemos evidenciar que habla de un estado comunitario a todos. Sin excepción alguna es un demostrativo de totalidad (espacio –tiempo). Nada ni nadie escapa a esa sentencia.

O sea q estaríamos hablando de que El Sentido Común es un estado primario emocional comunitario, común a TODOS.  Por eso, pareciera que el ego nunca podría estar presente en la búsqueda de la felicidad constante (solo podría alcanzarla esporádicamente en simples chispazos efímeros y egoístas).
Una suerte de grafico donde cada uno de nosotros estaría proyectando su pensamiento hacia la felicidad de todos los que vivan (sea como sea que se presente el estado de la VIDA). Yo NO pienso en mí, yo pienso en Todos; y al mismo tiempo, Todos piensan en mí. (Si me dejan agregar, creo que profundamente TODO también es egoísta, ya que para que yo esté bien, me conviene que todos estén bien y así poder vivir en la banda ancha llamada “armonía”, base de la felicidad... pero bueno creo que siempre que se profundice algo, siempre se hallará una respuesta que al mismo tiempo contenga ambas polaridades o satisfaga ambos estados antagónicos)


Recapitulando todo lo vertido hoy, decimos que TODO lo que “suceda” o “haya” puede ser negativo o positivo y quedaría reducido al ámbito de la Voluntad lograr establecerse siempre en la polaridad deseada (otro tema es el grado de dificultad que se nos presente a veces para poder cambiar sucesos o espacios de cierta polaridad negativa hacia la positiva, ahí hablaremos de ejercicio, pero será otro día). Y que lo fundamental para poder lograrlo es la convicción del “Sentido Común y de la Voluntad para acallar al ego en la búsqueda del estado emocional/mental deseado (toda emoción disparara un pensamiento que buscara clasificarla, entenderla o describirla. ¿La emoción sin la razón podría vivir?)

Para ser felices, tenemos que poder abarcar el TODO en emoción y consciencia (el alma ya está ligada directamente al TODO, como un cordón umbilical hacia la GRAN ESENCIA).

Sabemos que vivimos en una gran “Era del Ego” desde hace milenios y que se ha profundizado más y más con el devenir del tiempo y que últimamente ha incrementado su aceleración (como si esa expansión haya consumido el espacio hacia donde abarcar y termine asfixiándola hasta llevarla a la auto extinción). El sistema democrático capitalista es el claro ejemplo de sistema de organización social global que habla claramente del individualismo y de la búsqueda incesante de la felicidad individual como método para llegar en conjunto a la felicidad global. Llegando la rama neoliberal a ser el último paso del sistema que grafica fácilmente esa voracidad y descontrolada aceleración antes mencionada en la observación de estar en el estertor de la “Era del Ego”. 

Debo  confesar que por mucho tiempo quise crear en mi mente una suerte de enemigo global al cual descargarle toda mi ira o bronca ante tanta injusticia social, y ante tanto caos y salvajismo. Me auto-convencía que el sistema era el producto de la ambición de unos pocos y que nos tenían sometido a él esclavisándonos con el dinero. Pero con el tiempo fui deambulando nuevas rutas de pensamiento mas complejas y percibiendo que estaba algo errado en la definición. 

Creo primero que la democracia (sistema de autoridad representativa de mayorías) es la consecuencia de la pereza de la voluntad y sentido común (pereza que se ahondó con años de mitología religiosa y monárquica imperialista, con líderes que eran depositados o impuestos en la punta de cada organización piramidal… la forma piramidal donde un ladrillo descansa sobre dos ladrillos y así sucesivamente hacia llegar a la base donde millones de ladrillos terminan siendo la base de ese Único ladrillo que descansa en la cima). Ejemplo: Si yo tuviese voluntad y sentido común, nunca necesitaría ni buscaría un líder o autoridad que me diga que cosas debo hacer o pensar. Uno mismo sabría que mi libertad (físico, mental y espiritual) siempre termina donde comienza la del prójimo y viceversa, por ende nunca haría nada que dañaría o molestaría a terceros conscientemente. Obvio que la perfección es imposible de alcanzar desde la condición humana pero con gran voluntad y sentido común, serian pocos los casos de equivocaciones y accidentes involuntarios, con los cuales tendríamos que aprender a convivir y siempre a tratar de evitar. Así mismo, conlleva (claramente demostrado por la fácil corruptibilidad ante factores de poder del ser humano) un riesgo de alto rango depositar en un ser humano semejante a uno mismo, la responsabilidad y el poder de guiar a otro/s. Claramente, no nacimos para manipular entidades tan poderosas que abarquen más que a uno mismo (la voluntad es un poder, por eso antes hablamos de que es imposible dominarla desde el egoísmo). 

También, volviendo retomando lo anterior, creo que el capitalismo no es más que la expresión de una forma de pensar y de actuar por TODOS nosotros (que haya un grupo reducido de familias que hayan canalizado esa expresión a favor de su ambición no es más que una consecuencia, y no concepción e implementación del mismo por ese grupo reducido de “dueños del mundo”). Es una expresión social de conductas individuales. Llevadas a cabo por cada uno de nosotros los humanos, durante miles de años. La entidad (así describo a cualquier sistema de organización social siendo practicado) ha evolucionado, crecido, madurado. Pero como todo en la vida es cíclico, sabemos que también tendrá su etapa de decadencia para darle paso posteriormente a su desaparición completa (hablar de renovaron mínima o máxima es igual a desaparecer... la expresión de lo que antes se era, ya no se es mas por mas q el cambio haya sido mínimo)


En mi humilde opinión y finalizando por hoy, creo que estamos en la etapa de decadencia, sustentada (mi opinión) en esa rabia y esa vorágine perceptible de una entidad que sabe de su condena; como manotazos de ahogados de una esencia que percibe su cercanía a la muerte... depende de TODOS ( de cada uno de nosotros al mismo tiempo)


Abrazo del alma


TDL

1 comentario:

  1. Que tu voz logre un sin fin de risas oscuras!!!!!
    :D

    ResponderEliminar